LOGO

Soltar Expectativas en Educación escolar en Cuarentena

Una oportunidad para impulsar las alas de nuestros niñ@s y con ellos las de nuestra niña o niño interior.

En un abrir y cerrar de ojos nos encontramos nuevamente cumpliendo una cuarentena que tiene como damnificados en primer lugar a nuestros hij@s. Como ese acto cruel de darle a un niñ@ un caramelo y quitárselo de las manos a punto de ser saboreado.

Comenzaron las clases después de un año y justo cuando estaban comenzando a recuperar sus risas, los juegos, el placer de compartir se les fue arrebatado, ellos que solo tiene como objetivo explorar el mudo mediante el juego y el contacto con otros niños.

Lamento profundamente lo que están pasando y mi objetivo principal como madre es el de crear rutinas en las que puedan desplegar su ser infinito y me reúso a ponerlos por horas frente a una computadora para aprender un contenido obsoleto, generando enojo, frustración, aburrimiento y un mínimo aprendizaje.

¿Qué pasa con nosotras las madres, que ya de por si estamos colapsadas con un sinfín de obligaciones? las cuales repercuten en nuestros estados de ánimo, emociones que no propician momentos armónicos en nuestra familia. ¿De quién depende tomar las riendas de tu vida? ¿De quién depende soltar expectativas escolares que sabemos no hacen felices a nuestros hij@s? ¿Importa lo que hacen otras madres?  ¿Si está bien o mal visto? Este es un llamado y una invitación a todas las madres que ven sufrir a sus niñ@s cuando llega el momento de conectarse para la clase, cuando se niegan, cuando expresan no querer hacer las tareas y en el fondo sabemos que no les hace bien…lo vemos en sus ojitos.  Respeto profundamente a quienes así lo deciden y también quienes creen en que la forma es la correcta.

Y como podría ser de otra manera si nuestros hij@s aprenden porque el mayor motivador lo encuentran en ese compartir con sus amigos y las vivencias que enciende el alma de cada niñ@ al sentirse parte de un grupo de pares.

Esta cuarentena los está privando de lo esencial, busquemos juntas alternativas para que puedan aprender a su ritmo conforme esta situación vuelve a la “normalidad” con la esperanza de que el sistema educativo sea reestructurado para nuestros niñ@s, muy diferentes a los de generaciones anteriores, los de hoy gritan por aprender desde la exploración y la experimentación y no desde el estar quietos en una silla frente a un pizarrón sin motivación, emoción y aventura. Y lo más importante, sin ser reconocidos desde su singularidad creyendo que ese contenido es apto para el/ella, cuando este niñ@ es único y particular. ¿Qué sistema representacional prevalece en el/ella?

No quiero que mis hij@s sean señalados por lo que no pueden, por los errores marcados con color rojo, con frases que matan su autoestima cómo: te falto esto, está mal, podrías hacerlo mejor, mira como lo hace tu compañer@, ¡así no! podría seguir infinitamente…basta de señalar lo que falta en ellos, reconozcamos su grandeza, el hermoso camino que están transitando y valoremos lo mejor que saben hacer, celebremos cada avance porque de eso se trata, de respetar sus tiempos y su singularidad y no los de un sistema que busca copias iguales llenas de creencias que limitan su potencial.

¿Quién nos hizo creer que esa era la única forma de aprender?

¿Qué tipo de escuela te hubiera gustado vivenciar? ¿y para tus hij@s que te gustaría?

 Encontremos formas diferentes de aprender en casa, ofreciendo a nuestros hij@s la posibilidad de verlos libres, felices y audaces.

Gabriela Ruiz 

Mamá de Mia, Simon y Satine.

Coach de madres

Creadora del método MYPEHI Mamas Empoderadas

¿Te gusta este tipo de artículos?
Cuéntame en los comentarios, tú opinión, si sientes que el sistema educativo esta obsoleto o te gusta tal como esta?

Recuerda toda opinión es valida siempre que sea realizada con respeto y desde el amor!

Te dejo un gran abrazo de luz.

Cariños Mujer Pranica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *